was successfully added to your cart.

Como en la anterior crónica, os escribo estas líneas desde el coche en el camino de vuelta desde  Haro, bella ciudad riojana donde se ha celebrado en XL Campeonato de España de Aerostación organizado de nuevo por el incombustible Oscar Ayala, de Globos Arcoiris.

El miércoles pasado, cuando aún no habíamos desconectado totalmente del Mundial de Austria ya me encontraba de nuevo en la carretera con Willie Nelson acompañando el paso de los kilómetros de la autovía mudéjar camino de la tierra del vino. En esta ocasión, me acompañan como equipo dos veteranos de “batallas”: Héctor y Abel. Es cierto, que en el vehículo se respiraba un ambiente positivo después de las buenas sensaciones del mundial, así que la canción de la ida ( y del campeonato) fue ese himno de  Extremoduro: Correcaminos ( por lo de estar al loro J )

Pero, centrándonos en el campeonato, después de un Mundial puede parecer que una competición donde hay menos participantes pudiera resultar más sencillo pero, ni mucho menos, ya que se trata del mismo juego (con nuestro amigo Eolo ) y muchas menos referencias a la hora de conocer los vientos ( al no haber tanto globo volando, debes ir descubriendo tú mismo esos vientos que pueden llevarte al objetivo marcado…).

Así que, una vez nos saludamos todos ( a algunos de los competidores sólo los vemos de año en año) pasamos al briefing general, donde Ángel, el Director de Competición nos indica las directrices concretas que serán seguidas durante el Campeonato. Resulta un placer ver la disposición del equipo técnico de la organización, Ángel Luis y Pepe, Toni y el joven Pere, Carmen y Marcos, Ana y Ángel  ( desde aquí mi agradecimiento por su labor indispensable).

A partir de ese momento, se puede decir que “activas” el modo competición…

En esta ocasión, afortunadamente para nuestro “cansado” cuerpo,  los “briefing” matutinos serán a las 6:45 hrs. que tras venir de los de las 5:00 hrs. de Austria suenan a “gloria”…

Pero os comento quizás la característica principal de los campeonatos celebrados en Haro: las tardes son muy ventosas por lo que sabes antes de iniciar la competición que los vuelos matinales son importantísimos! ya que tal vez no se pueda volar ninguna de las tres tardes programadas.

Primer día:  suena el despertador a las 6:00 AM y comienza una rutina que a estas alturas de temporada resulta familiar, revisar que esté todo a punto, desayuno, concentración antes del briefing, atención a las indicaciones dadas por el Director y arreando a buscar campo de despegue!!! Y Robe nos acompaña…estate al loro…

Y, es en ese primer desplazamiento hasta el punto de despegue donde en este campeonato ha tenido lugar uno de esos detalles que, en mi caso, ha marcado el devenir del mismo… tras la lectura de viento facilitada por el staff técnico, miras los grados necesarios para navegar a la  primera prueba y debes decidir de qué campo salir. Procedimiento habitual: irte cerca de la diana, tirar un globito de helio, medir dirección e intensidad del viento y elegir campo donde hinchar y despegar. En este caso, elegimos uno al que acudió minutos más tarde Iván ( el fenómeno riojano…) y, al igual que en muchos  deportes, la confianza es un factor determinante, y la mía salió reforzada por este sutil detalle…

Llega el momento del despegue y debes elegir de nuevo si quieres salir primero o esperar a que vaya saliendo el resto de competidores. Elegí salir segundo y dejar que el primero me sacase unos 5 minutos para no tener dudas (ruido mental) a la hora de llegada a diana…El vuelo consistía en 5 pruebas,  3 dianas expuestas, una meta a elegir por el piloto durante el vuelo y una Máxima distancia entre testigos dentro de un área definida por dirección… ¿cómo fue?, dos pruebas ganadas, dos en segundo lugar y un “pinchazo”… resultado: buen botín de puntos!!… clasificación al final del día: segundos cerca de Iván ( que acabó primero el día, por la tarde no se voló).

Y hago una breve reflexión sobre qué ha supuesto a nivel de “reto” competir contra un piloto top que acababa de volver de un Mundial en el que finalizó en 5ª posición!!! A nivel de desafío, el adjetivo que mejor lo define es Brutal!!!. Te enfrentas a un crack, que anda fino y en su casa ( Iván es jarrero). A nivel motivacional, el adjetivo podría ser “ súper brutal!” porque quieres lo mismo que él: ganar!!!

Por lo tanto, cuando el segundo día ves hoja de prueba, de nuevo 5000 puntos en juego, vientos similares a los del día anterior, dianas parecidas ( esa WPT 024 cuanto la voy a echar de menos…) pues es fácil que vuelvas a acabar despegando del mismo campo ( al noreste de Haro no hay mucho donde elegir ya que por algo se llama la ciudad del vino…está rodeado de viñedos). Así que vuelves a estar al lado del resto de competidores.

Iván repite saliendo primero, eso se llama confianza en uno mismo…!! Reconozco que ese día se me pasó por la cabeza la idea de despegar tras él pero, la deseché rápidamente… llevarlo muy cerca de mí me podría generar dudas en mi estrategia del vuelo… así pues, mismo escenario, salen unos cuantos globos y yo despego cuando veo un hueco libre.

En este vuelo pasó algo que es complicado de entender al comienzo de competir: en ocasiones el mejor resultado es el “menos malo” de los resultados posibles… en este caso, la famosa diana Wpt024 quedaba muy a la derecha del viento dominante de esa mañana… y la siguiente diana parecía que iba a correr la misma suerte… así que tuvo lugar uno de esos momentos “ mágicos” que suceden en ocasiones: fui el único del grupo que “cazó” una corriente que me llevó más cerca de los objetivos marcados… y cuando ves que te desplazas dejando al resto cada vez más a la izquierda no puedes evitar que una sonrisa se dibuje en tu rostro somnoliento J …

¿ Cómo fue? Pues genial, 3 pruebas ganadas, una bien y otro pinchazo…resultado: nuevo botín de puntos y pasamos a liderar la clasificación!!! Pero solo por 26 puntos  después de habernos jugado ya 10000… por la tarde de nuevo, no se voló…

Y a esas alturas de campeonato recuerdas que los dos últimos años ha pasado lo mismo… tras las dos primeras mañanas íbamos primeros y entonces cometes varios errores y pammmm… cuartos al final de la contienda….así que te repites como un mantra “ concentración Blai, concentración, falta mucho…”.

Y en este punto debo señalar que tener de un buen equipo en tierra es fundamental y, en mi caso, como siempre lo tenía…cuando no era Héctor era Abel el que me repetía: quedan dos días Blai, concentración…seguimos!!! Aunque,  a fuer de sincero: mejor estar delante que detrás ( que eso ya sabemos lo que es).

Y llega el tercer día!! Y este sientes que es fundamental! Si el vuelo sale bien, podemos luchar hasta el final por el pódium, así que nos concentramos y al briefing!!

En este caso, 6 pruebas, periodo de puntuación hasta las 10:30 hrs ( va a ser un vuelo largo), y nuestra amiga la Wpt024 de nuevo en el listado… como los vientos son similares pues otra vez al mismo campo de despegue de nuevo todos los globo y los amigos de La Pulquería animando el trayecto con lo de “ otra vez madrugas…”

Y de este vuelo, saco muchas conclusiones: la principal, que después de un error de cálculo en la hora de llegada a la primera diana ( con el consiguiente mal resultado) soy capaz de mantener la concentración y encarar la siguiente ( la WPt 024) para tratar de paliarlo. Vuelvo a tener el mejor resultado del grupo de competidores que estamos delante en la clasificación.

Y llega la diana clave en cuanto a lucha “ cuchilllo entre los dientes” con Iván…

Y en ese momento te viene a la mente el recuerdo de la soberbia pieza musical de Enio Morricone “ el hombre con su armónica…” que solía poner mi padre todos los domingos por la mañana cuando éramos pequeños…  allí estás tú con tu Racer Ultramagic con Iván con idéntico globo… altitud sobre el suelo: 1400 metros… distancia a la diana: 600 metros… le miras y la afrontas como un duelo: “ solo uno de los dos ganará!!” … en ese momento, no importan los demás competidores ( Ricardo y Carles vienen por detrás y quizás les sirvamos de referencia para conseguir un mejor resultado), da lo mismo!!!…como diría el gran Pedro González en aquellas etapas del Tour: comienza el baile!!!

Y en esa diana compruebas que la elección de adquirir un globo de competición ha sido correcta!! Abres paracaídas y te lanzas a por la diana… ves cómo e ULM Racer de Iván se deforma, notas cómo el tuyo se balancea… bajamos a 7 m/s y el suelo acercándose… ninguno de los dos cede por miedo a pasarse y dejarse la diana detrás… parce que conseguiremos entrar en área de medición… y observas cómo los espectadores de tan bella imagen miran los globos… y piensas en la escena de los duelos al sol del western cuando las madres le dicen a los niños que se escondan que aquí va haber jaleo… y el suelo se aproxima ( 200 metros) y los dos aerostatos no ceden, siguen bajando a 6 m/s… y entonces comienzan a frenar!! Y sientes cómo el fantástico globo lucha contra Newton y consigue detener su descenso tan sólo a 25 metros del suelo!! Y sientes que vas a jugarte la diana, subes de nuevo porque te pasas por la izquierda, bajas! Continúas pasándote! subes otra vez y… lanzas testigo… bravo!!! Has conseguido ganarle!!! Suuuuuu!!!!! Moralmente, sales reforzado! A por las siguientes!!!

Tras esa pequeña victoria, las afronto bien y consigo acabar el vuelo a las 3 horas de haber despegado… ¿cómo fue? Pues genial!!! Un buen botín de puntos y conseguimos junto con Iván despegarnos en la clasificación, ampliando el colchón de puntos respecto al tercero y cuarto. Y esta situación sí es nueva: nunca antes habíamos estado a 7 puntos del líder con uno o dos vuelos para finalizar el campeonato… y por la tarde no se vuela… resta sólo 1 vuelo…

Y lo que era una quimera hace apenas unos días ( competirle el campeonato a Iván en su casa) pasa a ser una realidad… y me siento como los exploradores de Alaska en las novelas de Jack London….

Y lo que era un ligero pensamiento pasa a ser un mantra “ foco, foco, foco…” y Héctor y Abel repiten por si se te olvida: tranquilo Blai, que aún queda…que ya sabemos cómo va, concentración, foco…( eso no quita que celebremos estos momentos J ) y Robe sigue recordando lo de la sabiduría…

Y llega la noche, y resulta ser como esas noches antes de intentar una cumbre… te vienen a la mente aquellas antes de nuestra nuestra ascensión al Monte Aconcagua cuando queríamos hacer un concierto arriba, o cuando estábamos en la noche ( sin oscurecer) previa a hollar la cima del Mt. Mckinley ( con el Mt. Hunter al fondo…) y sabes que como en la montaña, hay actores que pueden entrar en escena y que tienes que estar preparado para modificar tus planes y adaptarte a los cambios repentinos…

Y llegó, te levantas tras una noche pensando en cosas tan dispares como la mítica diana que no han puesto este año en la plaza de Agunciana, el grupo de música Manel  y el puente más famoso de Valencia…  y cuando te comienzas a espabilar  ya estás sentado de nuevo escuchando a Ángel cómo explica la hoja de pruebas del vuelo: tres pruebas, tres mil puntos y sólo 7 de diferencia!!! Y te sientes como Rayo McQueen en la escena inicial de Cars repitiéndote: tú puedes, tú puedes…

El vuelo tiene su aquel… la distancia mínima del despegue  a la primera diana es tan solo de 500 metros ( eso es muy poquito…). Del lugar donde se encuentra la diana saldrá un globo “ liebre” al que deberemos dar “ caza” el grupo de depredadores que formamos los competidores ( debemos llegar al lugar donde aterrice esa liebre) y tras esas prueba realizar un codo ( que consiste en desplazarte una distancia mínima de 1 kilómetro en un sentido  para intentar volver al punto  inicial siguiendo la misma dirección pero con sentido opuesto ( mejor resultado posible: 180º).

El previo al vuelo es distendido ( en mi caso la procesión va por dentro…). Tras una hora tirando globos sonda de helio, se decide un campo de despegue del que salimos la mayoría de globos y, como dijo Julio César: alea jacta est…

Comienza el show!! Los globos vuelan bajo, tocándose unos con otros, acercándose a la diana… de repente lo que era una ligera corriente pasa a ser un brisilla, debes corregir por arriba, subes, te pasas, abres paracaídas, bajas, te pasas, subes otra vez… y la diana se acerca, y el testigo se debe lanzar por gravedad… y tienes a Iván a escasos metros ( quitas ruido de la mente) te centras, tú puedes Blai!!! Y te acercas, y llega el momento!! Ves que te vas a la izquierda y decides usar la última bala: subir y lanzar desde arriba… al ir subiendo ves cómo la diana queda a tus pies y sueltas testigo… en ese momento se para todo… el testigo cae y piensas “ no te desvíes, no te desvíes…) y no se desvía!! Iuhuuu!!!! Oyes los gritos de tu equipo desde bajo: vale Blai!!!!!!

Y a por la siguiente: vamos de caza!!! Ves cómo la “liebre”  se ha alejado bastante, mides con la brújula y tomas rumbo, vas navegando y ves que poco a poco te acercas a ella, tus decisiones han servido para meterte en el grupo delantero, … ya hueles al pobre animalillo orejudo, si tuvieses un perrillo como el del hermano de Abel se pondría de muestra, la tienes casi y de repente!!! El DESASTRE!!!!… el periodo de puntuación era hasta las 9:00 hrs AM y cuando miro para marcar me he pasado 5 segundos… significado: un NO Result como una catedral!!! Ufff, que liada!!!!!…

Recopilemos: estamos jugándonos el campeonato, has ganado la primera prueba de la mañana a Iván, y cometes este error… y te viene Shirley Bassey a la cabeza con su “History Repeating” y las liadas de años anteriores…y que hablaste con tu equipo que te recordase este punto concreto de la hoja de pruebas  por si a mi se me pasaba para que no volviese a suceder lo de tantas veces… Y es en ese momento, cuando sabes que un miembro del equipo está peor que tú… así que borras, reseteas  y piensas: va!! Aun queda una prueba!!! A machacar el codo!!! A por los 180º!!! No hay tiempo para lamentaciones!!!…y dices por radio “ tranquis chavales, don’t worry! Aun hay partido!! Ok?” y te centras como no imaginabas que podías hacerlo: haces un codo prácticamente perfecto: 179,70º!!! Acabas prueba y campeonato…

Antes de bajar, felicitas a Héctor y a Abel por el gran campeonato y sabes que ambos están peor que tú ( puede que la primera posición se haya perdido por un error varias veces cometido…) pero te queda la sensación de haber dado un paso adelante en competición y ese sentimiento es tan grande que vence la incertidumbre del resultado final! Ya se verá!! Piensas en el primer campeonato al que asistí, cuando el que marchaba líder (Ángel Aguirre) metió un “cistellassu”  al lado de la diana por lo que e llevó su consiguiente penalización y aun así ganó finalmente… Así que cuando aterricé, intenté consolar al compañero diciéndoles que tranqui, ya veremos!!

Y, como algunos cuentos, este tuvo final feliz!! Finalmente conseguimos el campeonato!!! Por sólo 14 puntos de diferencia!!!

Y llegan los abrazos, y la llamada a casa para decirles a Lenka y a las crías que el “tati” lo ha conseguido  ( que este año no tendrán que preparar la medalla de chocolate por el cuarto puesto) y a la familia que vieron que lo que comenzaba como una afición se convirtió en pasión y al resto del equipo de TOTGLOBO que se ha quedado realizando vuelos no sólo durante este fin de semana sino durante cada una de las ocasiones que hemos marchado a competir. Te acuerdas de Raül, el tio, Enrica, Insa, Josep, Quique, Txec, Rubén, Esther, Paco, Pardo, Esteban, la gente del Patronato de Turismo de Valencia… y quienes han pasado en alguna ocasión por esta aventura que es TOTGLOBO…

Y llegados a este punto, después de quince días de viaje, de tensión, de madrugones, viajes, muchas risas y grandes emociones te apetece bajar de las nubes, irte al Bar Sifó a tomarte unas cervezas y unas tapas con los tuyos y continuar disfrutando de la vida.

Y sobre todo, ir a una de las fantásticas playas que tenemos en Valencia, tenderte sobre la arena mirando al mar, viendo como recortan tus pies el horizonte oriental y tratando de no pensar que allá al fondo está Mallorca, nuestra próxima parada 😉

Salut i no fotem la Natura!!

Discografía:

Correcaminos de Extremoduro.

Willie Nelson: On the road again

La Pulquería: Borrascas y Anticiclones

Ennio Morricone: Apollo 440 The man With the Armonica

Emir Kusturica: Life is just a simple game

Muse: Survival

Iggy Pop: Lust for life

Manu Chao: La vida es una tómbola

Oasis: Lord don’t slow me down

Shakira: Try everything

Coldplay: Viva la vida

Rolling Stones: Don’t stop

Manel: Al Mar


Leave a Reply